Protección de la habitación donde dormimos.

Si notamos que nuestro sueño no es reparador, tenemos pesadillas a menudo, nos levantamos cansados y como si las horas no hubieran pasado…es momento de hacer una limpieza energética en la habitación.

Mezclar en un cuarto de litro de agua,un puñado de sal,a poder ser marina.

Mojar los dedos en la solución rociando primero en las diferentes esquinas de la  habitación,y seguidamente sobre la cama o sofá donde acostumbremos a dormir o descansar.

Durante toda la acción de echar agua,recitaremos en voz alta y profunda, la siguiente salmodia:

«Sal y Agua,cumplid mi voluntad,

Agua y Sal,traedme la Paz,

que  los Sagrados elementos,me ayuden,

AMÉN».

www.tarotdeesperanza.es